Menu
20170121_181453

Kely Encinas Camacho; ¡Un ejemplo de vida y ESPERANZA!

Pusimos de testigo una taza de café e iniciamos ese tipo de conversaciones especiales que pocas veces se dan en la vida, llenas de confianza y cariño, ambos sabíamos que eran los últimos momentos de vernos ¡quién sabe hasta cuándo!; algo conocía del camino escabroso que le toco vivir y percibía que todavía había mucho por descubrir en esta enmarañada selva de la vida que le toco transitar. La dinámica de la oficina de todos los días, la sobrecarga de actividades, su agenda, mi agenda, nunca permitió encontrar el momento ideal, y ahora entendíamos que era HOY, no había otra opción… empezamos a hablar, el cariño era mutuo, lo habíamos construido de a poquito a lo largo de 7 años de su paso por AMIGARSE.
Nació en Cochabamba, en la zona de Villa Pagador, donde era normal comprar el turril de agua en Bs 7.- y era necesario innovar en la construcción casera de sistemas de tanques/depósitos que permitan cosechar agua de lluvia. Tiempos donde había que esperar el domingo para bañarse, y en el proceso de lavado de ropa; la 1ra agua servía para limpiar los pisos y baños, la 2da. y la 3ra. para regar las plantas!!!. Hoy a estas alturas del siglo XXI, todavía vemos pasar por esa zona carros aguateros vendiendo agua.
Hermógenes Encinas, su Padre, cuidaba en el día caballos en un centro de Equitación, y en la noche, se convertía en Guardia nocturno; a pesar de su escaso tiempo, hizo el intento de ingresar a la Universidad y llegó a cursar el 1er año de la carrera de derecho. Si por alguna razón su horario de la noche se complicaba, Teodocia Camacho, su esposa, presta, iba en su remplazo, a pesar que las actividades de ella empezaban con las primeras luces del alba vendiendo desayunos.
Con esa apretada dinámica de subsistencia, el 2003, el padre decidió visitar a su hermana en Sta. Cruz, esa visita como de tantas otras familias terminaron haciéndoles tomar la decisión de quedarse en esta ciudad llena de oportunidades, compro un lote y la familia entera empezó a construir los primeros cuartos ladrillo a ladrillo.
Kely, a pesar de sus escasos 10 años se daba cuenta que los ingresos en la familia no cuadraban con los gastos, es por eso, a pesar de su corta edad empezó a buscar su autonomía económica y se inició como niñera de 2 gemelos, a los 14 entro a una fábrica de calzados, …. “me levantaba muy temprano para hacer todas las tareas encomendadas por mis padres y mientras ellos salían al mercado a vender tarjetas y CDs yo pegaba suelas a los zapatos sin que mis padres se enteraran, retornaba a medio día a servir el almuerzo a mis 6 hermanos y luego alistarme para ir a la escuela; al tiempo me di cuenta que la clefa(pegamento) me estaban haciendo mal y decidí dejar ese trabajo; luego pase a trabajar con una costurera donde se elaboraban corbatas, en un inicio hacia 5 docenas de corbatas al día, pero luego con la práctica termine haciendo 50, en algunos casos con la ayuda de mis hermanos, pues parte del trabajo llevaba a casa, todo mis tiempos libres era confeccionar corbatas hasta cerca de la media noche”.
“Una vez cuando retornaba tarde del colegio a casa, me quede a ayudar a una compañera con su tarea, ese mismo día una amiga se detuvo en la esquina de mi casa con su cortejo, mi padre la reconoció y sin razón me castigo, pues pensaba que yo andaba en lo mismo; me dolió mucho, pero en ese momento me propuse demostrar con mis acciones que yo estaba enfocada en mis estudios y mi familia…..cuando egrese del colegio ¡lo hice con honores!”.
Los 2 últimos años de colegio y casi toda la vida Universitaria estuvo confeccionando corbatas por temporadas; preparando desayunos en un snack, vendiendo calzados de vestir de hombre en el mercado los Pozos y desde el primer año empezó a trabajar paralelamente en una Florería, “ahí conocí a un ´ángel`, su nombre Marina Quispe, ella sabía que estaba en la Universidad y me daba todo el permiso para salir a clases, mi itinerario era de la Casa-Universidad-Florería-Universidad-Florería-Casa; a pesar de ello nunca le falle. Toda tarea encomendada lo realizaba, a veces por cumplir, me quedaba todo el medio día para hacer los arreglos florales, si algo quedaba a medias, al volver de la Universidad los concluía, muchas veces… muchísimas, ella me alcanzaba Bs 10.- extras para mi alimentación, en los viajes de práctica que mi Carrera de Gestión en Turismo obligaba a realizarlos, ella me pagaba por adelantado el dinero para mis gastos; nos llegamos a querer muchísimo y el cariño se mantiene hasta hoy y por eso se convirtió en mi Madrina de Graduación”.
Los primeros pasos en AMIGARSE………
Al finalizar su carrera hizo su pasantía en la Fundación Trabajo Empresa –FTE donde conoció a Rene Salomón, su Director y a muchas personas interesantes; “una amiga que ya pertenecía al Programa Luz de Luna de la Fundación AMIGARSE, me dijo que fuese a presentarme a la entrevista, yo acababa de tener una pésima experiencia de estafa en negocio en el que me obligaron a prestarme dinero para comprar un Stock de productos que luego resultó un fracaso y mi desconfianza estaba en la “más alta expresión”, y me decía ´como pueden ayudar sin conocerme, debe haber algo raro en eso´, pero finalmente sabía que nada perdía y me presente a la entrevista; Evelyn Olivera fue la que me entrevisto y finalmente junto a la Sra. Adela Nagashiro, Directora de ese Programa, me aceptaron, me enamore del proceso, me apoyaron con el ´bono luz´ justo en el momento que había que pagar los gastos de titulación y ya nunca pude apartarme de la Institución; al titularme y habiendo terminado mis estudios Universitarios ¡graduándome por excelencia! pensé que me merecía un “descanso” y viaje a Argentina con una amiga a conocer el país. Cuando retorne, Evelyn que coordinaba el programa, me comunico que basado en los promedios de notas se había preseleccionado a 5 Luz de Luna y me había ganado la beca completa para un intercambio a CANADA con el programa de Fundehus “Canadá World Youth”, viaje a Kingston-Canadá, estuve 6 meses en el programa; 3 meses en Bolivia conviviendo con un grupo de Canadienses y 3 meses en ese hermoso país.
Sus sueños……………
“Mi sueño desde niña fue conocer Europa y estuve postulando a diferentes Becas para hacer una especialidad, pero no tenía suerte, un día Juan Pablo Sejas, Director de la Fundación San Isidro me hablo de la posibilidad de una Beca a Alemania y me postule, mientras cumplía los requisitos y estudiaba el idioma Alemán seguía trabajando en Amigarse, en ese periodo la Sra. Adela trabajaba en El Deber y pude apoyarla en los programas de Ruta Verde, Escuelas Sustentables y Cuenta Cuentos”.
“Cuando supe que me gane la beca a Alemania sentí una alegría inmensa y la posibilidad finalmente de cumplir mi sueño, cuando viaje entendí como me sirvió trabajar en Amigarse y tener la experiencia de haber trabajado en proyectos sociales con jóvenes y recolectores; estuve un año en Stuttgart-Baden-Wurttemberg, trabaje Desarrollando Habilidades con niños y jóvenes, aprendiendo diferentes metodologías”.
Retorno a Bolivia……
Cuando estaba culminando su periodo en Alemania, la Fundación BKHW, lanzó una convocatoria para presentar proyectos que deberían de ser ejecutados en la ciudad de origen, es decir Santa Cruz, “llame inmediatamente a Amigarse y gracias al apoyo de Sisy Sevilla y Heiver Andrade, su Director, pudimos presentar el proyecto que resulto siendo el ganador, la Fundación SEZ de Baden-Württemberg fue la que puso los fondos y de esa manera retorne a Bolivia, el proyecto no solo me sirvió para ganar un sueldo con los que pude pagar cursos para mejorar el idioma Alemán; sino fundamentalmente para ayudar a mi familia en los difíciles tiempos de confinamiento del Covid-19. Tengo una satisfacción enorme de también haber podido ayudar al proceso de RECICLAJE que lleva adelante AMIGARSE, pues el proyecto contemplaba apoyar en la construcción de la “Casa del Recolector” que hoy está en marcha.
Y llego el AMOR y el retorno a Alemania!
Desde que era una niña y curse la escuela, colegio y Universidad me cerré totalmente a la posibilidad de tener una relación de pareja, me enfoque totalmente a trabajar y estudiar; quería ayudar a mi familia, titularme, viajar, triunfar; es por eso que hasta el momento de graduarme todo mi foco estaba centrado en ello.
“En Alemania conocí a Iván en la banca de una plaza, mientras esperaba la llegada de una amiga, empecé con la desconfianza de “primeriza” a tener una relación con él, una persona con una cultura totalmente distinta a la mía, creí que sería pasajera, hoy a pesar de la distancia llevamos 3 años y se convirtió en un apoyo fundamental en cada uno de mis pasos y decisiones que hoy tomo, él vino a visitarme para carnaval y conoció a mis padres, mi familia, mi cultura y ahí termine de convencerme de que la relación era más que eso”.
“Hoy, estoy culminando mis trámites para retornar a Alemania, lo hago convencida que debo volver a ese país, siento un agradecimiento profundo por AMIGARSE por todas sus enseñanzas, aprendizajes y el cariño que recibí de parte del equipo y todos los Amigarses durante todo este tiempo, me voy persiguiendo 2 objetivos claros: el primero de hacer una Maestría en Turismo y desarrollo Sostenible, de esa forma seguir superándome profesionalmente y continuar aprendiendo los temas sociales. El segundo., porque considero que llego el momento de darle un espacio al AMOR!”
Algunas gotas mojaban la mesa mientras transcurría la plática, obviamente no eran de lluvia, no quería alzar la mirada para evitar que mis emociones me traicionaran, me limitaba a escuchar y escribir, cuando concluyo el relato, nos levantamos al mismo tiempo y nos dimos un fuerte abrazo, el café esta vez quedo intacto, y el celular enmudecido desde el inicio.
Que te vaya lindo Kely Encinas Camacho, gracias por el ejemplo que dejas a tantos jóvenes, disfruta tus nuevos tiempos, respira los nuevos vientos.

¡HASTA SIEMPRE!

IMG-20170323-WA0001

Scz, 04 de Septiembre de 2.021.-

Heiver Andrade Franco
Fundación AMIGARSE

Share this Post!

About the Author : amigarse


0 Comment

Related post

  TOP